Cuencamé, Durango te espera con un evento único en el año en las vacaciones de Marzo

Un pueblo que enamora con sus increíbles paisajes

Febrero 29, 2024 - 12:28
Mar 7, 2024 - 11:02
 0  46
Cuencamé, Durango  te espera con un evento único en el año en las vacaciones de Marzo
Imagen monumental del Señor de Mapimí/@Milenio

Te cuento que originalmente este hermoso pueblo mágico duranguense lo llamabam Concuemí, posteriormente lo describieron como Cuencamé, que en náhuatl significa "Las tierras de cultivo". Cuencamé de ceniceros es una ciudad del municipio de Durango, cabecera municipal localizada en el centro-este del estado, dentro de la famosa comarca lagunera.

Algunos historidadores confirman que la población fue fundada en 1570 por el español José Antonio Vizarrón el cual fue bautizado con el lugar de origen de su fundador que provenía de la Cuenca de España, se le agregó el sufijo "mé" para indicar el término "mío", "Mi cuenca".

Letras turísticas de Cuencamé/@TurismoMmpal.

Cuencamé es hasta la fecha un punto de concurrencia de diferentes tipos de población, en la etapa precortesiana coincidían los zacatecos, tepehuanos y laguneros. Y es que detallar el paisaje natural de este sitio, da lugar a mencionar que es un valle muy espacioso repleto de enormes montes, pero aquí viene lo interesante, ¿qué puedes hacer en este lugar en tus próximas vacaciones?.

1.-Nadar: La población brinda especial atención al sector turístico, por lo que te ofrece dos centros recreativos para que disfrutes del clima y calorcito del lugar; Los Arcos, justo en el centro, y El Socavón, en la población de Ocuila, a unos 23 kms de distancia.

2.-Recorrer sus sitios históricos: La Iglesia de San Antonio de Padua, de estilo novohispano (XVI) fue aperturada en 1909, y se ubica en una exhacienda que fue propiedad de Emiliano Zapata, se le conoce como Iglesia de la Pedriceña. Justo al interior de este famoso templo, encontramos la imagen del Señor de Mapimí, imagen venerada en este lugar por todos los lugareños.

La fiesta patronal se celebra cada 6 de agosto con danzas de matlachines, charreada, juegos pirotécnicos y gran baile con feria y la tradicional procesión de las mulas con una tradición de 302 años. Es imperdible, pero en Semana Santa las fiestas en honor a su santo patrono no serán la excepción.

Cruz monumental dedicada al Señor de Mapimí/@ElsoldeDurango

3.-Descubre la magia de sus artesanías: Existen en este lugar algunos artesanos que elaboran objetos de ixtle o fibra de la lechuguilla (palma), sillas de asiento y respaldo de tule, elaboración de objetos y prendas de piel, tallado de madera, un arte de tipo rústico; muy valioso para los amantes de este tipo de trabajo.

4.-Degustar el sotol y la comida típica: Es tradición la elaboración de gorditas de maíz rellenas de guisos típicos de carne y asaderos. El sotol es una bebida alcohólica fuerte, su graduación va de los 30 a 45 grados de alcohol, esta bebida se obtiene a partir de la destilación de la planta del mismo nombre, la cual crece solo en el desierto del norte de nuestro país.

Bebida sotol/@rJauregui

5.-Disfrutar tus vacaciones de Semana Santa aquí: Existe un Cristo monumental en honor al Señor de Mapimí, el cual fue fabricado en acero al carbón, con acabados de pintura horneada, mide 18 metros de altura y pesa 12 toneladas.

Año con año es deseo de los lugareños llevar a cabo aquí el Viacrucis de Semana Santa, algunos pobladores se visten con atuendos de soldados romanos acompañados de sus lanzas, y con cantos al estilo Cardenche, canto comunitario que se canta a capela y toma su nombre de la espina del cardo, que al intentar sacarla, desgarra la piel y es muy dolorosa, bailan la danza de los matlachines.

Cuenta la leyenda que el Señor de Mapimí, imagen traída de Europa, iba a ser atacado un 6 de agosto de 1715, cuando un Jueves Santo, los españoles del Real de Mapimí (región), realizaban una procesión cargando la santa imagen, en este paso sufrieron el ataque de algunos indígenas de la región.

Imagen Señor de Mapimí/milenio

En esta lucha murieron poco más de 100 españoles, la imagen fue escondida en la Sierra de Jimulco en Coahuila, posteriormente se decidió llevarlo a la comunidad de Cuencamé en una procesión acompañada de mulas.

Como en todo el país, la fe de los creyentes da paso a las rendidas de culto, las cuales son cobijadas por el fandango y la algarabía de todo un pueblo, que se une a través de sus fiestas patronales, dignas de ser reconocidas por todo el turismo.


Lili Ricardez Productora Audiovisual, Conductora de televisión, Gestor Cultural, Especialista en contenidos turísticos y culturales. Apasionada viajera, @oaxacalover.

¿Cuál es su reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow

COMPARTIR EN REDES