Vive el Viernes de Samaritana; explosión de sabor, única en el país ¡Pa' la calor!

Agua de chilacayota, horchata con tuna, nieves de sorbete, beso oaxaqueño, todo esto y más es obsequiado en este único día ¡te faltará estómago!

Febrero 24, 2024 - 18:00
Febrero 19, 2024 - 11:32
 0  30
Vive el Viernes de Samaritana; explosión de sabor, única en el país ¡Pa' la calor!
Imagen: Andador turístico y chinas oaxaqueñas en viernes de Samaritana@Turismo Mpal

¿Día de qué? Es común que lo pregunten y me encanta dar respuesta a esta pregunta, ¿qué recordamos en esta celebración los oaxaqueños en un cuarto viernes de cuaresma?, es verdad que la mayor parte de las tradiciones oaxaqueñas desembocan de un rito religioso, pero que mejor pretexto para quienes estamos de paseo por la ciudad y podemos disfrutar gratuitamente de un festín de bebidas y nieves tradicionales oaxaqueñas, que estar presentes en este día y pasarla de lo mejor con esta diversidad de sabores frescos.

Repartición de aguas frescas.

Se cree que a finales del siglo XIX fue cuando inició esta celebración, pero se desconoce en qué iglesia, muy seguramente en las del centro.

El día de Samaritana se realiza cada cuarto viernes de cuaresma y es una alusión al pasaje bíblico en el que Jesús, siendo judío, le pide agua a una samaritana (región de Samaria) que se encontraba junto al pozo de Jacob.

En la ciudad capital se conmemora instalando puestos de agua de sabores y nieves, previamente decorados con flores de bugambilia, palmas verdes, carrizos y en ocasiones se simula un pozo para representar de un modo más realista aquella escena, estos se instalan afuera de templos, escuelas y oficinas para regalar agua de guanábana, tejate, horchata con tuna, chilacayota, dulces regionales, nieves, entre muchas más y en ocasiones hasta antojitos regionales.

Agua de chilacayota y tejate (atrás).

Durante las cuatro o cinco horas que dura la celebración, la música de marimba acompaña el caminar de todos los lugareños y turistas. Las mujeres vestidas con huipil y trajes regionales, acompañan para dar más colorido a este día.

Yo recuerdo que durante la etapa escolar, este día era motivo de festejo y se solía preparar a todos los estudiantes para dicha fecha, motivándolos a participar en concursos de puestos, el mejor era premiado y vaya que gozábamos con los premios. Siendo una educación laica en el país, esta tradición es una fiesta oaxaqueña más allá de las creencias, todos participan y festejan este día con gran ilusión.

La tradición también se aplica en la forma de ofrecer las aguas, como es bien sabido, el estado es rico en artesanía hecha en barro; las aguas se preparan en ollas enormes de barro rojo o verde, haciendo eco de lo grande que es Oaxaca, culturalmente hablando.

Sabores imperdibles

El agua de chilacayota se prepara con un tipo de calabaza que es saborizada con panela y cascaritas de limón verde, un manjar sumamente nutritivo junto con la famosa bebida prehispánica conocida como el tejate, la nieve de sorbete es una nieve elaborada a base de claras de huevo, el sabor es exquisito y qué decir de la nieve de leche quemada con tuna o de beso oaxaqueño, se lee un poco extraño, pero la fusión de sabores es realmente suculenta.

Dulces regionales oaxaqueños.

Los dulces regionales son postres elaboradores con diferentes ingredientes que le dan toque y sabor a las nieves; borrachito, mamón, nenguanitos, cocada, barquillos, turrones; una serie de nombres y sabores que hasta dan risa, pero son muy sabrosos. Son dulces artesanales que solo se encuentran de venta en mercados o ferias.

Si estás de vacaciones para estas fechas, te esperamos con ricas aguas, no olvides traer tu vaso.


Lili Ricardez Productora Audiovisual, Conductora de televisión, Gestor Cultural, Especialista en contenidos turísticos y culturales. Apasionada viajera, @oaxacalover.

¿Cuál es su reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow

COMPARTIR EN REDES