Conoce los beneficios de ir a la playa

Los destinos playeros son un excelente aliado para la salud

Sep 2, 2023 - 12:00
Sep 1, 2023 - 15:48
 0  28
Conoce los beneficios de ir a la playa
Imagen de: RODNAE Productions en Pexels

La playa combina varios elementos naturales que brindan beneficios a la salud, tanto el agua salada, la brisa del mar, la arena y hasta el sol crean un ecosistema provechoso para sus visitantes.

Ir a la playa te hace sentir bien y esto no es casual. Existen distintos estudios científicos que relacionan la brisa marina, la arena y el agua del mar con beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente.

El sonido y el color del mar - Relajación

El ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen al romper contra la arena también influyen en nuestros ritmos internos y nos proporcionan una sensación de paz y un efecto calmante. No es de extrañar que sea una de las pistas más usadas en los recopilatorios de sonidos naturales para ayudarnos a relajarnos.

El libro Blue Mind: The Surprising Science That Shows How Being Near, In, On, or Under Water Can Make You Happier, Healthier, More Connected, and Better at What You Do ( La ciencia sorprendente que muestra cómo estar cerca, en, sobre o debajo del agua puede hacerte más feliz, más saludable, más conectado y mejor en lo que haces) del biólogo marino, Wallace J. Nichols, aborda este tema sobre cómo la proximidad al agua puede mejorar el rendimiento, aumentar la calma, disminuir la ansiedad e incluso aumentar el éxito profesional.

También explica el magnetismo y la atracción que produce el color azul, que se suele asociar a un estado de calma, apertura, profundidad y sabiduría.

El potasio y la sal del agua— Mejoras en la piel

El agua del mar contiene sal y potasio, dos elementos que -según una investigación de la Escuela de Medicina de Nippon - ayudan a mejorar y acelerar el proceso de curación de las pieles dañadas por problemas como la dermatitis. (Japón,  Water, salts and skin barrier of normal skin, 2003).

Una portavoz de la Asociación Británica de Dermatólogos explicó al diario Telegraph que “el agua de mar tiene propiedades antisépticas y puede reducir una infección asociada con el eczema. También puede ayudar a curar la piel”. Sin embargo, recomienda, limpiar la sal después del baño en el mar e hidratar la piel.

Esta composición trae mejoras en las enfermedades dermatológicas como dermatitis, reduciendo la inflamación y generando una acción antialérgica en la piel. Además, mejora la circulación de sangre en los tejidos y tiene un efecto antioxidante.

La arena - Mejoras en la piel

La arena, por su parte, sirve como exfoliante natural para eliminar la piel muerta. Igualmente, el caminar descalzo encima de ella regenera la piel de las plantas de los pies, lo que es importante porque suelen estar cubiertos por zapatos o tener contacto con superficies duras.

La arena es una de las mejores superficies para caminar y practicar ejercicio. Andar descalzos por la arena estimula las terminaciones nerviosas y fortalece los músculos de nuestros pies.

De hecho, en un estudio centrado en correr y caminar sobre la arena, los investigadores descubrieron que caminar sobre la arena tiene un “efecto profundo en la energía y la mecánica de nuestra locomoción”.

La brisa— Beneficios respiratorios

Distintas investigaciones apuntan a que disfrutar del aire fresco de los mares y los océanos nos ayuda a respirar mejor y a relajar la mente.

El presidente de la Sociedad Torácica Americana, Thomas W. Ferkol, explicó en una entrevista al diario The Wall Street Journal que existen evidencias científicas para creer que el aire salado de las zonas costeras ayuda a mejorar nuestra respiración. De hecho, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, en el que se analizaba la capacidad pulmonar de personas con enfermedades respiratorias, ha concluido que aquellos que respiran brisa marina tienen mejor la mucosa, la capacidad y la función de los pulmones y tosen menos.

Por otro lado, el aire marino está lleno de iones de hidrógeno negativos, que son partículas que mejoran nuestra capacidad para absorber el oxígeno, según las investigaciones de Michael Terman, profesor de psicología clínica de la Universidad de Columbia. Además, estos iones negativos tienen la capacidad de aumentar los niveles de serotonina -la hormona de la felicidad-, que nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.

Debido a su humedad y contenido de yodo, mejora la ventilación pulmonar y la expulsión de mucosidades. Además, posee agentes bactericidas que previenen infecciones respiratorias.

De hecho, un estudio publicado en la importante revista de salud inglesa The New England Journal of Medicine concluyó que las personas con enfermedades respiratorias que respiran brisa marina tienden a tener una mejor mucosa y funcionamiento de los pulmones, así como menos probabilidades de toser.

El sol- Sensación de bienestar

A pesar de que es necesario e importante protegerse frente a los riesgos que puede suponer la exposición solar, tomar el sol con moderación puede reportarnos varios beneficios.

La exposición al sol aporta a nuestro cuerpo vitamina D, que es esencial para la absorción de calcio y tener unos huesos fuertes. Según la Clínica Mayo, tan solo 10 minutos de exposición al día nos puede proporcionar nuestra dosis diaria.

Además, tomar el sol produce un aumento de endorfinas -hormonas que ayudan a atenuar el dolor y producen sensación de bienestar- la posible prevención de enfermedades autoinmunes ( Beneficios de la luz solar, 2008) Sin embargo, nunca debemos olvidar aplicar un factor de protección adecuado minutos antes de exponernos.

Imagen: Zona turística, Playa Cerritos, Sinaloa.

Más músculo, mejores articulaciones

Lidiar con la arena y el mar no es trabajo fácil. Realizar ejercicios como caminar o correr en la arena ayuda a tonificar la musculatura de las piernas y hasta los glúteos, además, si se hace descalzo y en contacto con la orilla del mar, mejora la mecánica del cuerpo y refrigera la sangre.

Las articulaciones también se ven beneficiadas por el paseo en la arena, ya que la propiocepción de las rodillas, pies y cadera se ven mejoradas, esto significa una mejor posición y orientación en el espacio.

Mientras tanto, sumergirnos en el agua, hace trabajar a los músculos debido a la resistencia impuesta para mantenerse de pie contra las olas y la marea. Igualmente, este sencillo ejercicio logra mejorar los cartílagos, ya que nuestro peso se ve disminuido dentro del agua, por lo que el esfuerzo es menor en esta zona.

Además, los golpes del agua que sirven de masaje provocan una sensación de alivio muscular, asimismo, la presión que ejerce la profundidad sobre el cuerpo causa una mejora del drenaje linfático, acelerando la recuperación muscular.



Por lo tanto, la playa es un excelente aliado para la salud siempre y cuando las personas se cuiden del sol con un buen protector solar, ya que a pesar de que los rayos solares regulan la vitamina D en el organismo, el exceso de sol causa quemaduras que no son nada beneficiosas para la piel.

Ahora que sabes todos los beneficios, te invitamos a visitar las playas de Sinaloa, que ofrecen espectaculares vistas con atardeceres alucinantes:

Playa Cerritos

Playa el Patole

Playa las Lupitas

Las Hamacas

Playas de Navachiste

Playa Colorada

Playa Las Glorias




FUENTE:

La Vanguardia. (2017). Todos los motivos por los que es bueno ir a la playa. Septiembre, 2021, de La Vanguardia Sitio web: https://www.lavanguardia.com/vivo/salud/20170528/422921180423/todos-los-motivos-por-los-que-es-bueno-ir-a-la-playa.html

Culturizando. (2018). 4 beneficios de ir a la playa. 2021, de Culturizando: Medio digital integral Sitio web: https://www.inspirulina.com/4-beneficios-de-ir-a-la-playa.html

Elkins, M.,MHSc., Robinson, M., Rose, B., Harbour, C., Ph. D., Moriarty, C., Marks, G., Belousova, E., M.Appl.Sc., Xuan, W. & Bye, P.,. (2006). Un ensayo controlado de solución salina hipertónica inhalada a largo plazo en pacientes con fibrosis quística. 2021, de The New England Journal of Medicine Sitio web: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa043900#t=articleBackground

Mead, N. (2008). Beneficios de la luz solar: un punto brillante para la salud humana. 2021, de Environmental Health Perspectives Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2290997/

Yoshizawa, Y., Kitamura, K. & Maibach, H. (2003). Water, salts and skin barrier of normal skin. 2021, de Wiley Online Library Sitio web: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1034/j.1600-0846.2003.00346.x


Lic. Diana Bustos Comunicóloga de profesión, con experiencia en medios en el sector turístico, viajes, salud y educativo, en el área de producción y post producción de contenidos.

¿Cuál es su reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow

COMPARTIR EN REDES